SIBERIAN BASTET - Madrid
La WEB mas completa en castellano
Comprometidos con la raza desde 2002
La pequeña Enciclopedia TODO GATOS

ARRIBA

Volver a Enciclopedia TODO GATOS

PAGINA INICIAL

EL SUEÑO (Todo Gatos nº 138, texto Redacción, fotos SIBERIAN BASTET)

El gato es, sin lugar a dudas, uno de los seres vivos más dormilones del mundo. Se trata sobre todo de un animal nocturno, aunque ya muchísimos ejemplares domésticos se han habituado al horario de sus dueños. Incluso así mantienen esta reputación de marmotas. En este capítulo veremos como duerme el gato y cómo el sueño influye también en su comportamiento.

Los gatos son animales nocturnos que gozan de una verdadera reputación de dormilones. Aunque muchos de los gatos domésticos se han acostumbrado al ritmo de sus dueños y hacen vida durante el día, con largas siestas, eso sí, no es raro encontrarnos con una sobre actividad nocturna que a veces puede llegar a ser un poco molesta. Como los humanos, los gatos tienen su lugar para dormir y éste es totalmente sagrado. Normalmente son sitios calientes y en lo alto, y pueden ser más de uno o uno sólo, pero el que sea, será su sitio predilecto e infranqueable para cualquier otro gato. Como ya sabemos, los felinos son animales muy territoriales y su especio es suyo y de nadie más. (en esto no estamos del todo de acuerdo, pues es frecuente encontrárselos durmiendo a la pata suelta amontonados y apelotonados).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Gato o marmota? El gato pasa aproximadamente un 65% de su tiempo durmiendo, lo que serían unas 16 horas al día. Normalmente se distinguen dos fases en el sueño: la primera es el sueño lento, que ocupa un poco mas de 13 horas, y la segunda es el sueño paradoxal o sueño rápido, que es donde el gato sueña y que dura unas tres horas. Las diferentes fases del sueño varían según el ejemplar, pero suele ser bastante constante en un mismo animal. El sueño paroxal suele establecerse en una duración de 4 a 15 minutos, aunque también se dan casos de un minuto o de treinta y cinco. Estas fases están separadas por otras de sueño lento, que duran de media a una hora. En este estado, el cuerpo del gato se relaja completamente, pero su mente continúa en funcionamiento. Su tono muscular desaparece por completo, en este momento el animal está totalmente relajado. Queda casi aislado de cualquier estimulo exterior.

Dulces Sueños Detrás de sus párpados cerrados, los movimientos oculares son numerosos y variados. Sus extremidades, sus bigotes, los músculos de su mandíbula y de su frente se mueven ligeramente. Su respiración se vuelve irregular acompañado de largas pausas. Su ritmo cardíaco se acelera y se ralentiza alternativamente. Esto es que está soñando. Los gatitos sueñan más que los adultos, la mitad de su tiempo seendormecen y se dejan caer en el sueño paradoxal. Esta particularidad se explica por el hecho que el sueño favorece la producción de hormonas necesarias  para el crecimiento. Los recién nacidos , en sus dos primeras semanas de  vida, pasan el 90% de su tiempo durmiendo. A los dos meses de vida, se adquiere el comportamiento de los sueños de adulto. Pero ¿y en qué sueñan los gatos? Aunque todavía hoy esto es un misterio, se supone que son recreaciones de conductas elementales inscritas en la memoria de la especie: capturas, luchas, huidas, juego, etc.

 

 

Problemas Aunque los gatos son unos auténticos dormilones, podemos encontrarnos con problemas derivados del sueño como consecuencia, sobre todo, de complicaciones con el comportamiento o temas de ansiedad. Si vemos que nuestro gato duerme bien, pero que se levanta de repente varias veces, podemos estar frente a un caso de depresión crónica, ya que en estas situaciones se alteran los ciclos de sueño. También podemos encontrarnos con el gato  que parece no dormir nunca, que está siempre atento a todo lo que ocurre a su alrededor. En este caso, la causa puede venir por el síndrome de hipersensibilidad hiperactiva, que se produce por problemas en el destete, estados ansiosos, etc.

Hay ocasiones en que se produce el caso contrario al anterior: que el gato está durmiendo todo el tiempo. Esto podría ser debido a una depresión reaccional. En estos casos es muy importanteasegurarnos que el gato duerme y que no estamos frente a una reducción global de su actividad debida a una enfermedad como la anemia o la insuficiencia respiratoria.

Mejor no despertarlo Es muy importante que no despertemos a nuestro gato, puesto que se ha demostrado científicamente que si impedimos el sueño añ animal podemos provocarle problemas de salud, tanto físicos como psicológicos graves, los cuales pueden provocarle, en casos ya muy extremos, incluso la muerte.