SIBERIAN BASTET - Madrid
La WEB mas completa en castellano
Comprometidos con la raza desde 2002
Líneas exclusivas - cria familiar

ARRIBA

A T R A S

PAGINA INICIAL

¿QUE CUESTA UN GATO DE RAZA?

Porqué los gatos de raza son tan caros? Pagamos sin protestar 1000 Euros por un Yorky o un Chino Crestado. Pero si nos piden 800 Euros por un gato de raza, nos echamos las manos a la cabeza. Es el pedigrí, el que encarece tanto el precio de un gato? Y que diferencia hay entre un gato con o sin pedigrí?

Sacar el pedigrí de una camada no es caro, suele rondar los 15 Euros por animal, así que aquí no puede estar la causa. Ahora bien, no es nada fácil cumplir las exigencias para poder obtener el pedigrí.

Un criador responsable siempre tiene que tener por meta criar animales sanos, tipados y con un carácter impecable. La primera condición para poder realizar esta difícil tarea es seleccionar cuidadosamente a los padres. Tienen que tener un pedigrí impecable. Hoy en día el Internet facilita mucho la búsqueda, pasamos mucho tiempo visitando otras páginas, contactando con criadores, esperando el resultado de cruces determinados.... Y aún así será inevitable ir a exposiciones, visitar a distintos criadores, leer la prensa especializada. También habrá que hacer muchas llamadas telefónicas, esperar algún tiempo y recorrer muchos kilómetros, incluso viajar al extranjero, hasta que consigamos hacernos con los animales adecuados.

A la hora de seleccionar nuestros animales de cría, no regateamos el precio, no nos importa esperar, aunque sean años, no nos importa hacer miles de kilómetros... ¿De que otra forma sino así, hubieran llegado verdaderas joyas del norte de Rusia hasta nuestras latidudes?

EKATERINA DU PALAIS D'HIVER / Alemania

En total, los costes para adquirir un gatito de calidad pueden estar entre 1500 y 2500 Euros, no olvidemos que los siberianos vienen de muy lejos. Es frecuente que cachorritos prometedores al final no sirvan para cría, sea porque aparecen problemas genéticos, problemas de salud, o que simplemente el animal no resulte tan bueno como esperabamos. En estos casos, la búsqueda vuelve a empezar desde cero.

El criador debe ser miembro en una Asociación Felina reconocida. El afijo es recomendable, puesto que identifica los gatitos criados por él y avala su calidad. Los animales de cría tambien tienen que estar inscritos en la Asociación. Para ello es necesario que tengan un pedigrí que garantice su pureza hasta la quinta generación. Solamente la Asociación puede emitir y homologar pedigrís. Pero hay que andar con cuidado: Aquí también existe la piratería y la falsificación de documentos..

Hace poco, la prestigiosa Asociación World Cat Federation (WCF) ha patentado su logotipo para poder tomar medidas jurídicas contra personas, que utilizan su logotipo oficial sin escrúpulos, para hacer creer a la gente que los animales con los que trafican, son criados bajo las mismas normas estrictas, cuando la realidad es todo lo contrario.

ELESCO VOM PARTHENSTRAND Leipzig - Alemania

MARA DELLA TUVA / YAMAL Cattery Italia

Las Asociaciones Felinas no solamente garantizan la pureza de los animales y la autenticidad de los pedigrís. Organizan también exposiciones, en las que podemos presentar nuestros animales al público. Suele ser una gran oportunidad para ver reunidos los mejores ejemplares, incluso de razas poco conocidas. Es un concurso de belleza, en el cual Jueces Internaciones controlan y avalan la calidad de nuestros animales. Un animal destinado a la cría debe obtener al menos un "excelente de primera".

La participación en estas exposiciones es muy costosa, especialmente cuando hay que viajar a otra ciudad o al extranjero. Entre cuotas de inscripción, gastos de viaje, hotel, restaurante, acondicionamiento del animal, etc., rápidamente se suman entre 600 y 800 Euros. No conozco ningún caso, en el que los ganadores hayan recibido un premio en efectivo, como piensan muchos.

El control de las Asociaciones va mucho mas allá. Todo criador que perteneca a una Asociación, se somete voluntariamente a normas estrictas, que cuidan ante todo del bienestar y de la salud de los animales de cría y de los cachorritos. Sobre todo la hembra de cría y sus cachorros gozan de una protección especial, pero también está regulada la tenencia de los sementales, que en el caso de los gatos es complicada.

CARIBEÑA SIBERIAN BASTET / Lisboa

Los cachorritos tienen que tener al menos tres meses antes de poder ser entregados a sus nuevas familias. Solo entonces podemos estar seguros de que el jovencito haya adquirido una inmunización básica, que haya superado bien el cambio de leche materna a comida sólida, que esté bien socializado para llegar a ser un tigrecillo alegre y equilibrado. Repetidamente nos han pedido cachorritos "muy pequeños", no más de 6 a 8 semanas, incluso recien nacidos. Y nos preguntamos seriamente si estas personas son conscientes de lo que están pidiendo.

Es una realidad que muchas tiendas de animales venden cachorritos a edades muy tempranas, con la excusa de que la gente los quiere así de pequeños para que se acostumbren mejor a ellos. Pero esto no nos sirve como justificación: Podrán facturar más, se ahorrarán gastos en piensos de calidad, vacunas y veterinario. Los gastos y los riesgos los asume el comprador, ilusionado, pero ingénuo y poco informado. En este aspecto criadores y veterinarios están de acuerdo: Es una barbaridad separar a un gatito de la madre antes de que tenga los tres meses, los riesgos para el animal son altos, el disgusto para el comprador casí seguro.

También están reguladas las camadas anuales de una hembra de cría así como la edad mínima de los padres. Sin control una gata puede tener entre dos y tres camadas al año. Sin duda, esto puede mermar su condición física hasta acabar con su salud, lo cual se transmite directamente a las crías. Todos conocemos las imágenes de las naves desmanteladas en las que mantienen perras y gatas con sus crías en jaulas estrechas y en condiciones lamentables. Muchos de estos animales fallecen, pero las ganancias son suculentas y mientras que haya demanda, cada vez mas gente se apunta al dinero fácil que da este negocio.

SPOOKY FOREST'S VALERIE Palais d'Hiver / Alemania

Nosotros cruzamos a nuestras gatas como mucho una vez al año. La Asociaciones Felinas permiten 3 camadas en 24 meses, pero nos parecen demasiadas. Solo así le damos tiempo suficiente a la hembra para recuperarse y criar a su próxima camada en plena forma.

Lo que hemos expuesto hasta ahora, nos demuestra que un criador serio, en primer lugar es un apasionado de sus animales, que pone la calidad y la salud de sus animales por encima de todo. Nuestros gastos son altos: Pienso de gama alta, pienso especial en caso de enfermedad y convalescencia, adquisición de los mejores animales, cuotas de la Asociación Felina, documentación, veterinario, PC, una buena cámara digital e Internet son imprescindibles, exposiciones, arena, juguetes y otros accesorios, árboles, medicina, gastos de monta, peluquería, ecografías, gastos de laboratotio, anuncios en la prensa especializada......... ¿Ha ido sumando? En todo esto aún no está contemplado las innumerables horas que dedicamos a nuestros animales, que pasamos en el veterinario, en exposiciones, en partos diurnos y nocturnos, ni tampoco el espacio que les tenemos que dejar a su disposición y que en Madrid u otras ciudades europeas no es precisamente económico.

A diferencia de los criadores, las tiendas de animales tienen que ganar dinero con cada animal que venden. Pagan impuestos, nóminas, altos alquileres, etc, pero lo hacen dentro de la legalidad.

Lamentablemente, los criadores registrados no podemos satisfacer la alta demanda de animales de compañía en este país. La mascota se ha convertido en un bien de consumo que tiene que estar disponible YA. De ello se aprovechan algunas organizaciones al borde de la legalidad. Apilan jaulas llenas de cachorros jovencísimos en furgonetas, atraviesan Europa en pocos días. Muchos de ellos no sobreviven el viaje. Los demás llegan en condiciones lamentables de nutrición, higiene y salud. Pero mientras que nadie lo denuncie y este negocio macabro sea rentable, continuarán beneficiandose de la impaciencia y la ingenuidad de la gente.

HERMINE VON DER SANNOSCHKAMadrid / Spanien

Nadie puede garantizar que un animal no enferme. Pero el criador puede garantizar que el cachorrito ha sido criado en las condiciones óptimas, que los padres estén sanos, que ha estado al menos tres meses con la madre, que ha superado bien el cambio de leche a pienso sólido, que el pienso que recibe es de la mejor calidad, que lo ha visto el veterinario cuantas veces haya hecho falta, que está desparasitado y vacunado y finalmente que ha sido criado en familia, lo cual facilita mucho su integración en su nuevo hogar.

Si hacemos caso a los cálculos que han publicado algunos criadores, todos coinciden en que la cría de un gatito de raza en las condiciones que se describen en el párrafo anterior, cuesta al rededor de unos 500 Euros por animal. No parece ser un gran negocio, verdad?

También hay que tener en cuenta los riesgos que son considerables. Una infección vírica o por hongos puede acabar con un criadero. Un salto accidentado de una gata preñada puede acabar en aborto y significar el fin de muchas ilusiones y esperanzas. Un diagnóstico de HCM o PKD puede acabar con el futuro de un macho prometedor...

PASHA SIBERIAN BASTET / Barcelona

Durante 5 meses cuidamos a nuestra gata "reina" como la llaman los Ingleses, y a sus cachorros, como nuestro ojito derecho. Durante esta fase son mas propensas a enfermedades o accidentes.

Y se preguntarán Vds. el porqué nos dedicamos a esto? La respuesta es muy fácil y todos los que tengan un siberiano ya la conocen: Hace unos años no se conocía esta raza en España. Nosotros tuvimos la inmensa suerte de cruzarnos con uno de ellos, y desde entonces estamos entregados a esta raza.

No es simplemente una raza más. Su forma de ser nos compensa el esfuerzo, los gastos, y la sorpresa y satisfacción que nos transmita la gente que los han conocido de cerca gracias a nosotros. No nos imaginamos nuestra vida sin ellos.